EVENTO EMPRENDEDOR GROWTH MODEL | SEPT 15-16 | MIAMI, FL | RESERVA TU ENTRADA AQUÍ

EMPRENDIMIENTO

10 razones por las que fracasa una empresa

Victor Hugo Manzanilla

Emprendedor en serie. Cofundador de EGM™. Jefe de la Junta Directiva y ex-CEO de MicroSalt Inc. Ex Procter & Gamble. Certificado en el programa CORE de Negocios en la Universidad de Harvard. Autor del bestseller "Despierta tu Héroe Interior".

Un liderazgo mediocre, no establecer objetivos específicos, no contar con un buen equipo de colaboradores o un ambiente laboral nocivo, son algunas de las razones por las que fracasa una empresa.

No obstante, no son las únicas. En efecto, existen otros motivos de peso que también impiden el éxito de una organización que, si no se trabaja a tiempo, terminará por afectar los procesos a tal punto de llevar a la empresa al quiebre total.

También te puede interesar: ¿Por qué mi negocio no está prosperando?

A continuación, explicaremos 10 razones por las que fracasa una empresa para que reflexiones y evites caer en estos errores que entorpecen tu camino al éxito y al crecimiento sostenido.

10 razones por las que fracasa una empresa

1- Planificación mediocre o inexistente

Tener una planificación deficiente o incluso, no tener ninguna, es sinónimo de fracaso absoluto. La razón es que cuando se trata de una empresa, negocio, emprendimiento, etc, hay que investigar, analizar y planificar para poder lograr objetivos y cumplir con las metas.

Por ejemplo, definir la propuesta de negocio, los puntos de valor, los aspectos que nos diferencian de la competencia, conocer bien a los clientes ideales, identificar los canales para llegar a ellos, etc, todos estos elementos deben estar incluidos dentro de una planificación empresarial eficaz y productiva.

2- No conocer al cliente ideal

Esta es una de las razones por las que fracasa una empresa más común. Si existe un desconocimiento total o parcial del cliente ideal, ¿cómo se podrá ofrecer los servicios y productos que la empresa desea? O, en pocas palabras, ¿cómo se logrará que compren los productos o servicios que la empresa tiene para ellos?

Hago una pausa para invitarte a leer también este artículo: La importancia de definir a tu cliente ideal

Es fundamental conocer al cliente, escucharlo, analizarlo y estar atentos a lo que ellos necesitan. Incluso, si la empresa desea conquistar un nicho de mercado, solo podrá lograrlo a través del conocimiento profundo de su cliente ideal.

3- Tener un entorno laboral negativo

Un entorno laboral negativo, es sinónimo de baja productividad, alta rotación de colaboradores y un ambiente en donde predomina la inconformidad, la falta de empatía y la ausencia de trabajo en equipo.

En consecuencia, los procesos de la empresa no se completan eficazmente o incluso, ni siquiera llegan a iniciar. El resultado será una empresa que no cumplirá objetivos y finalmente, terminará por fracasar.

Por cierto, si quieres motivar a tus empleados, te invito a mirar esta artículo: Cómo motivar a los empleados + ejemplos y actividades

4- Mal manejo del inventario

Si una empresa no es capaz de gestionar correctamente su propio inventario, fracasará. Indudablemente, una gestión deficiente del inventario provoca escasez, exceso de stock y una serie de irregularidades que destruirán el flujo de efectivo y el cumplimiento de metas.

5- Crecimiento inestable y rápido

Para que una empresa alcance el éxito sostenido debe tener constancia, y mucha cautela a la hora de intentar expandirse y crecer rápidamente. El motivo, es que el crecimiento y expansión muy rápidos y sin control, implican más gastos, préstamos e inversión de capital que podrían terminar por ahogar al negocio.

Lo mejor, es mantener un crecimiento constante, gradual pero seguro. La intención es ir identificando y poniendo en práctica, acciones que permitan crecer a largo plazo y, además, que permitan mantener ese crecimiento a lo largo del tiempo.

Además, hay que entender correctamente el proceso de crecimiento de los negocios. Es decir, comprender que no sucede de la noche a la mañana y que tratar de crecer más de lo que se es capaz, también puede afectar la calidad y llevar a la empresa al fracaso.

6- Índice de ventas bajo

Las ventas son el motor de una empresa. Por ello, si la empresa no logra vender eficientemente, no tendrá ingresos y finalmente fracasará.

Por otro lado, también hay que considerar la calidad de las ventas. Es decir, entender que es mejor vender bien que vender demasiado. Lo importante es mantener una o varias estrategias de ventas sólidas, que permitan ofrecer un producto o servicio de calidad y que, además, pueda atraer a los clientes que están dispuestos a comprar siempre.

Y ya que estamos hablando sobre ventas, aquí te muestro otro artículo en donde te damos diversas ideas para aumentarlas: 20 neurotips para vender mejor tus productos

7- Intentar abarcar todos los mercados

Es imposible abarcar todos los mercados disponibles. Lo mejor es concentrarse en captar uno o dos, para garantizar el éxito comercial en todo momento.

Intentar abarcar todos los mercados, es prácticamente tener una empresa que no es especial en nada, no se diferencia de la competencia y tampoco ofrece una propuesta de valor.

8- No delegar

Saber delegar a tiempo es la clave del éxito en cualquier organización. Por supuesto, saber delegar es transferir responsabilidades a los colaboradores adecuados para mantener la continuidad de los procesos.

Para lograr una delegación eficaz, se debe contar con colaboradores preparados y capaces de asumir responsabilidades, más allá de las inherentes a sus funciones normales.

Además, hay que tener en cuenta que, para delegar, no solamente se puede contar con colaboradores, o con la adquisición de más recursos. Incluso, delegar es tener un software o alguna herramienta tecnológica que simplifique la carga de tareas.

9- Mantener un equipo de colaboradores inexpertos

Es fundamental que los colaboradores estén preparados para cumplir sus funciones. Pero también, que puedan mantenerse actualizados en las nuevas tendencias del mercado, o en nuevos procesos que ayuden a captar clientes.

En este caso, se recomienda invertir en cursos y especializaciones, para que el nivel de experticia se mantenga óptimo, y con esto, se garantice la consecución de metas y objetivos comerciales.

10- No admitir los errores

El éxito empresarial depende de muchos factores pero, en definitiva, uno de los más importantes es saber admitir los errores cuando es necesario.

Muchas organizaciones se obsesionan con ideas y estrategias poco rentables y cuando fracasan, no admiten el error ni tampoco obtienen el aprendizaje. Es vital admitir las equivocaciones para evitar repetirlas en el futuro.

Evidentemente existen muchas más razones por las que fracasa una empresa, y a veces, depende mucho del contexto. Sin embargo, existe una constante, y esa es la planificación.

Las empresas que no planifican o planifican mal, no tendrán éxito alguno en sus metas. Lo importante es comenzar a trabajar en una planificación correcta, que evite a la empresa incurrir en otras razones que la llevarán al fracaso y que, además, garantice el crecimiento y éxito constantes.

Compartir Artículo en:

Artículos Relacionados

Deja un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Regístrate gratis al boletín semanal Emprendedor Growth Model™

Únete a más de 70,000 emprendedores que reciben cada semana estrategias

efectivas de emprendimiento y negocios. Nada de spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu negocio. Esa es nuestra promesa.